Fichas de accesibilidad a museos (II)

Las cuestiones relacionadas con la accesibilidad física han sido, hasta ahora, las que han generado más acciones para eliminar barreras. El acceso a los espacios era la prioridad, primero, por la visibilidad de las barreras y las personas en silla de ruedas y, segundo, porque eran las acciones más fáciles de intuir (una rampa, un pasamanos, un ascensor), aunque no se resolvieran adecuadamente.

El siguiente salto tiene que ver con la accesibilidad en la comunicación. En este caso, hay una falta relativa de especialistas y una falta de intención de invertir y adquirir estos productos. Por ejemplo, hablar de accesibilidad a museos implica, fundamentalmente, que el visitante pueda disfrutar del conocimiento y comprensión de las obras expuestas. En este sentido, las respuestas pueden ser a través de la tecnología (llámense audioguías o planos hápticos) y a través de la contratación de personal para visitas guiadas.

Las fichas elaboradas por la Asociación de Museos de Berlín se centran en la discapacidad visual y en la discapacidad auditiva. El peso fundamental de la evaluación está en la valoración de los recursos para facilitar el acceso a los contenidos expositivos, que se hace de forma bastante exhaustiva.

Descarga la ficha de accesibilidad visual y la ficha de accesibilidad auditiva a museos.

Participa y comenta este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s