Lectura fácil: aplicaciones en educación

Profesora dando clase

La lectura fácil es una herramienta de redacción y publicación, pero principalmente es una herramienta de comunicación. A través de este método, la explicación de conceptos puede ser más sencilla y directa. De este modo, la comprensión también se simplifica y se hace más eficaz. En definitiva, el proceso de comunicación sale fortalecido aplicando una forma más clara de redacción.

La lectura fácil ya ha demostrado su éxito en personas con discapacidad, pero las dificultades de comprensión lectora también existen en personas sin discapacidad. Por ejemplo, hay niños que durante sus estudios básicos tienen profundos problemas para entender algunas materias y, en ocasiones, el buen hacer de los profesores no resulta efectivo. La lectura fácil se puede convertir en un instrumento más de apoyo para conseguir el objetivo final de transmitir conocimientos necesarios para la formación del alumno.

La lectura fácil ya se ha trabajado con alumnos inmigrantes no hispanohablantes y se están empezando a aplicar en clases de refuerzo, personas con dislexia o con trastornos de hiperactividad y atención. Las pautas de redacción de la IFLA, que tradujimos recientemente, son un buen arranque para familiarizarse con esta técnica. Muy pronto publicaremos una investigación que recoge y sistematiza, por primera vez, el conocimiento acumulado en torno a la lectura fácil y en el que se podrán descubrir más claves de aplicaciones prácticas.

Participa y comenta este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s