Argumentos empresariales para aplicar la lectura fácil

Una mujer explica a un hombre el contenido de un texto

La lectura fácil es una técnica de redacción que se ha orientado en sus inicios a las personas con discapacidad intelectual y otros perfiles con dificultades de comprensión lectora. Sin embargo, los beneficios de una redacción sencilla son claros para todas las personas. Pensemos en unas instrucciones definidas, en unas noticias bien estructuradas o en una información para rellenar documentos que esté redactada en términos accesibles.

Es posible que no se vean tan nítidamente los beneficios de la lectura fácil para todas las personas. Algunos pueden pensar que es una solución sólo para un grupo muy específico, sin ver las ventajas de su extensión. Hagamos la reflexión:

– Un texto más sencillo, con un mensaje directo, claro y bien estructurado es más fácil de comprender. De este modo, la comunicación se hace más eficaz, porque se dice sólo lo que se quiere decir y llega mejor al público que deseamos.

– Si el público lector tiene más claro el mensaje y lo entiende de forma más rápida, se disminuye la incertidumbre comunicativa. El lector sabe a qué atenerse, qué se le quiere decir, qué se le quiere vender, a qué se le quiere comprometer.

– Solventar esta cuestión no es algo menor, porque una organización que aplica la lectura fácil será percibida como una organización más transparente y en la que se puede confiar.

– Por extensión, si los públicos perciben que esa organización no juega con letras pequeñas, dobles sentidos o argumentos confusos, se sentirán más satisfechos, más seguros de lo que adquieren o de aquello a lo que se comprometen y reclamarán menos.

– Menos reclamaciones supone también un ahorro de costes, no sólo directos (personal dedicado a solventar esas cuestiones y dentro de un trabajo que genera estrés y desgaste), sino también indirectos (reputación de la empresa).

Vivimos en un mundo en el que la comunicación tiene un peso enorme, porque los medios de comunicación son muy variados (ya no sólo los medios tradicionales, sino que cada cual puede ser un medio a través de las redes sociales, internet o aplicaciones de comunicación móvil) y porque la producción de mensajes ha crecido en términos imposibles de cuantificar. Por este motivo, enfrentarse a un entorno saturado con un mensaje que va al  grano puede ser la clave del éxito. La lectura fácil puede contribuir a ello.

Participa y comenta este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s