El origen de la lectura fácil

Convocatoria de acto del Centro de Lectura Fácil de Suecia

Suecia fue la cuna de la lectura fácil. El país escandinavo creó en 1968 una comisión de trabajo en la Agencia de Educación editó el primer libro en lectura fácil, dentro de un proyecto que tenía carácter experimental. Posteriormente, en 1976 se creó un grupo de trabajo en el Ministerio de Justicia. Su misión era conseguir textos legales más sencillos y claros. Ambas líneas de trabajo han crecido y se han consolidado.

Por una parte, la línea iniciada en educación evolucionó con la creación de un periódico en 1984, titulado “8 Sidor” (8 páginas). Desde 1987 se publicó de forma permanente en papel, hasta que dio el salto a Internet. Cuenta con 12.000 suscriptores. En 1987 la Fundación Lectura Fácil asumió la publicación del semanario y de los libros en lectura fácil. Unos años después, en 1991, se creó la editorial LL-förlaget. Actualmente, esta editorial publica unos 30 títulos anuales tanto literarios como técnicos. De igual modo, también hay adaptaciones y obras originales en lectura fácil. La editorial publica libros con diferentes niveles de dificultad. En las bibliotecas suecas existe ya una colección de unos 700 títulos redactados en esta técnica.

Una labor importante de la Fundación, denominada hoy Centro de Lectura Fácil (Centrum För Lättläst), es la promoción lectora a través de grupos de lectura fácil en bibliotecas y otros espacios en los que reunir a personas con dificultades de comprensión lectora. Cerca de 4.000 personas están impicadas en esta labor. La Fundación es tan relevante en la vida sueca, que el Gobierno es el encargado de aprobar sus estatutos y la junta directiva, compuesta por periodistas, políticos, profesionales de la cultura y el márketing y organizaciones de personas con discapacidad.

Por su parte, la comisión del Ministerio de Justicia tiene un papel fundamental en la revisión de cualquier norma emanada del Parlamento o del Gobierno. Este grupo de 10 personas tiene que dar el visto bueno antes de que se envíe la norma a imprimir. En la actualidad, este trabajo está coordinado por el Consejo de la Lengua de Suecia, que cuenta con una oficina de lenguaje llano. Por último, cabe cita que Suecia cuenta con un programa de formación de dos años y medio en la Universidad de Estocolmo para consultores lingüísticos, para capacitar a los interesados en la redacción de lectura fácil.

Participa y comenta este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s