Hoichi, un buen ejemplo en lectura fácil

Portada del libro Hoichi

Un ejemplo recién llegado a nuestras manos ha sido el cuento “Hoichi”. Se trata de un cuento japonés redactado originalmente por el escritor griego Lafcadio Hearn y adaptado a lectura fácil por Esther Pulido del Río. La obra se ha publicado con el apoyo de la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad (SINPROMI) de Tenerife. El libro cuenta la historia de un músico ciego, Hoichi, que es invitado a dar un concierto con un público más que sorprendente.

A nuestro juicio, esta novela es un buen ejemplo de lectura fácil porque tiene varios valores:

  • Acerca una historia de una cultura lejana.
  • Los textos han sido contrastados con un grupo de lectores (del Programa de Transición del Proyecto Incluye 010).
  • Las ilustraciones son de un grupo de personas con discapacidad intelectual (del Taller de Artes Plásticas Giro-Arte).
  • Al final del texto hay una serie de actividades propuestas en el caso de que la lectura se haga en clubes de forma conjunta.

Por tanto, es una narración que lleva el principio de inclusión por todos sus elementos y coincide con los principios que defiende dilofácil respecto al método que debe aplicarse en la lectura fácil: no se trata sólo de unas pautas de redacción y publicación, sino de la implicación de los lectores en pruebas de contraste de los textos, que permitan su afinamiento y mejor.

“Hoichi” está disponible tanto una versión en papel como otra en versión digital.

Participa y comenta este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s