La necesidad de priorizar las adaptaciones de lectura fácil

Gráfico de jerarquía de prioridades que relaciona urgencia e importancia de las cosas

No nos tenemos que engañar: los recursos económicos, humanos y de tiempo son escasos. No se puede afrontar todo a la vez. Es más, podría hasta ser contraproducente. La lectura fácil necesita un impulso para que se extienda y consolide como solución de accesibilidad a los textos, pero ciertamente faltan:

  • Buenos adaptadores: hay que tener cuidado con las adaptaciones voluntaristas de quienes tienen poca o ninguna experiencia, porque van en detrimento del prestigio de la lectura fácil. A veces se encuentran textos catalogados como “lectura fácil” que dejan mucho que desear. La formación es fundamental y el rigor a la hora de trabajar, una premisa básica.
  • Dinero: para financiar las adaptaciones y las pruebas de contraste de los textos adaptados con lectores. Para ello, hay que convencer a todo tipo de entidades, públicas, privadas y del tercer sector, para que destinen fondos a este tipo de publicaciones, igual que dedican a otras acciones a favor de la igualdad de los derechos de las personas.
  • Tiempo: por mucho que nos empeñemos, el día tiene 24 horas y no hay tiempo para más. Además, una buena adaptación necesita una reflexión y una buena prueba de contraste necesita su tiempo, ya que los lectores no son máquinas, son personas. No podemos permitir la producción en cadena de la lectura fácil. Debemos hacer un producto cuidado.

Frente a estas limitaciones, cabe una respuesta, en tanto se consiguen que mejore la disponibilidad de recursos (en forma de más adaptadores cualificados, más fondos y más grupos de lectura para validar los textos): hay que priorizar. La priorización de las adaptaciones será fundamental para que la lectura fácil gane credibilidad y se consolide como una solución que cubre una necesidad para muchas personas.

¿Cuáles serían los textos más inmediatos? Los principales deberían ser:

  • Información ciudadana: textos que tengan que ver con trámites, procedimientos, derechos, normas de uso. En este aspecto, hay que reclamar a las administraciones públicas la aplicación del derecho de accesibilidad consolidado en el Real Decreto Ley 1/2013. En este ámbito, es necesario adaptar los textos que son de uso habitual, que cualquiera pueder tener que utilizar en un ayuntamiento, en un centro sanitario o en otro servicio público.
  • Literatura: ya existen cierto número de publicaciones, pero todavía en un número escaso y difícil de localizar, ya que son pocas las librerías y bibliotecas que los tienen disponibles. Es necesario implicar a más escritores actuales para que escriban en lectura fácil. En Suecia, se publica como un género más. No implica demérito para el escritor ¿o acaso es demérito que tus lectores te entiendan?

La existencia de precedentes en ambos casos permitiría consolidar estas vías. Con el tiempo, cabría hablar de textos contractuales (el totem en el que nadie quiere implicarse), textos relacionados con el trabajo, textos de formación, textos divulgativos, instrucciones de uso, páginas web, comunicación comercial e información periodística, sin que la enumeración suponga una jerarquía o prelación. La aplicación de la lectura fácil en campos que sean de uso habitual será, sin duda, la forma de consolidarse.

¿Cuál es vuestra opinión? ¿Creéis que hay que priorizar otros textos?

Un pensamiento en “La necesidad de priorizar las adaptaciones de lectura fácil

Participa y comenta este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s