Punto y seguido

Logotipo de lectura fácil

Las normas de lectura fácil desaconsejan el uso del punto y seguido. El motivo es que se prefiere que las ideas estén separadas para que su procesamiento sea más sencillo. Sin embargo, me ha parecido interesante utilizarlo como metáfora (también desaconsejada en lectura fácil).

Soy Óscar García Muñoz y soy la persona que estaba detrás de la marca dilofácil. Desde mediados de 2013 a mediados de 2016, he tenido el enorme privilegio de poder acometer proyectos muy interesantes de lectura fácil, desde adaptaciones a cursos, pasando por el primer gran encuentro de lectura fácil organizado en España con una gran presencia de ponentes extranjeros relevantes, además de publicaciones técnicas que nos han ayudado a todos los que honradamente nos dedicamos a la lectura fácil a consolidar esta técnica accesible. También me he encontrado con que se han abierto puertas que jamás habría pensado que se abrirían a la lectura fácil y he podido reunirme con responsables de organizaciones públicas, privadas y del tercer sector para poder concienciarles de esta necesidad. En algunos, me han hecho caso.

Desde mediados de 2016 trabajo como responsable de proyectos de accesibilidad en Plena Inclusión Madrid. Esta organización es una de las más relevantes en el ámbito de la accesibilidad cognitiva y lectura fácil, ya que desarrolla proyectos desde hace cerca de 10 años. Me han recibido y me hacen sentir como en casa. En este último año, he podido participar en el Diccionario Fácil, un proyecto enorme que estaba dentro de dos cabezas muy bien amuebladas de la lectura fácil que merecen un gran reconocimiento: Ana Gallardo y Eva Luján. Entre medias ha habido adaptaciones, cursos, conferencias y un evento que es la gran muestra de que la lectura fácil es de las personas: el I Encuentro de Validadores. A todo esto, hay que sumarle proyectos de accesibilidad cognitiva. Sin duda, un crecimiento personal y profesional.

Al principio, hablaba del punto y seguido. Está claro: no dejo de hacer lo que me entusiasma, solo que ahora dentro de otra organización, pero con la enorme felicidad del enriquecimiento que aporta estar con un equipo técnico muy competente y unos grupos de trabajo con la mira puesta siempre en las personas, así como la oportunidad de poder confirmar que, más que nunca, todo este trabajo tiene un enorme sentido y en muy necesario.

Seguiré en twitter como @dilo_facil, para seguir contando lo que se mueve en la lectura fácil. Este blog seguirá abierto para todos. Tal vez lo retome con el tiempo.

Me despido con un enorme agradecimiento a todos los que confiaron en mí cuando estaba dando mis primeros pasos. A ellos (aunque es justo decir “a ellas”, porque fueron varias mujeres las que creyeron que lo que hacía tenía sentido e interés y merecía su confianza), muchas gracias por ese apoyo. Seguiré siendo profesional de la lectura fácil y poniendo pequeños granos de arena para construir un mundo más accesible.

¿Qué significa comunicación accesible?

Imagen simbólica de muñecos como personas intentando comunicarse

La comunicación es un proceso complejo que implica el intercambio de mensajes entre un emisor y un receptor mediante un determinado código (letras, símbolos, idioma) a través de un canal (la voz, el papel, una pantalla). Si existe alguna alteración en el proceso, puede ser que la comunicación sea imposible entre ambas partes. Esta es la teoría general, pero si vamos a cuestiones concretas de accesibilidad, ¿de qué estamos hablando?

La diversidad humana obliga a contemplar muchos elementos relacionados con la accesibilidad del canal de comunicación, pero principalmente del contenido. Si podemos utilizar el canal, por ejemplo, un ordenador o una televisión, pero no comprendemos qué se está transmitiendo, no hemos avanzado mucho.

Por este motivo, a la hora de comunicar contenidos, se debe considerar las capacidades del ser humano para fijar las soluciones:

  • La percepción visual está alterada: macrocaracteres, contrastes cromáticos, audiodescripción, audionavegación, narraciones sonoras, braille, altorrelieve.
  • La percepción auditiva está alterada: subtitulado, lengua de signos, bucle de inducción magnética.
  • La comprensión está alterada: traducción del idioma, lectura fácil, lenguajes pictográficos, ilustraciones e iconos.
  • La orientación está alterada: señalización adaptada, soluciones wayfinding.

En esta clasificación se toma en cuenta la accesibilidad del contenido, no del soporte. Por supuesto, si la persona tiene dificultades para el manejo de determinados soportes (pensemos en alteraciones de la movilidad para manejar un ordenador, por ejemplo), debe tenerse en cuenta las soluciones para este tipo de circunstancias.

De todos modos, si se repasa la clasificación anterior, se entiende una cuestión importante: las soluciones de accesibilidad son útiles y benefician a todas las personas. ¿Acaso no es necesario que haya varias formas de transmisión de un mensaje para asegurar que llega? ¿No preferimos todos unos textos con letras más grandes? ¿No utilizamos en las visitas a museos las narraciones sonoras? ¿Acaso el subtitulado no resulta útil para seguir a veces algunas películas? ¿No preferiríamos que los textos se pensaran más incluso con pautas de lectura fácil? ¿No querríamos ir a un sitio nuevo y poder orientarnos sin tensión? Efectivamente, en la comunicación también se impone la necesidad del diseño para todas las personas.

Comunicarse con pictogramas: el mundo en dibujos

Imagen con pictogramas de la asociación AIGA. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: aseo de hombres, aseo de mujeres, objetos perdidos, ropero, taxi, restaurante, cafetería, consigna y bar

Los sistemas aumentativos y alternativos de comunicación permiten encontrar una forma de expresión a personas con dificultad o imposibilidad de habla. Los sistemas aumentativos complementan al habla, mientras que los sistemas alternativos la sustituyen. En general, se incluyen en una única categoría, denominada de forma abreviada SAAC, e incluyen todas la formas de comunicación que utilizan gestos, expresiones faciales, símbolos, ilustraciones y escritura. Se excluye la lengua de signos por tener un carácter de lenguaje propio de las personas sordas.

Ya hemos hablado con anterioridad del sistema pictográfico Arasaac desarrollado en España. No es la única opción, aunque es de las escasas disponibles de forma gratuita. Existen otros sistemas, como SPC, de la empresa Mayer Johnson, y Bliss, desarrollado en los años 40 por un austríaco exiliado en Estados Unidos. En todos los casos, tenemos que hablar de idiomas en sentido pleno, puesto que tienen una estructura propia basada en dibujos que representan diversos referentes, ya sean concretos o abstractos.

Las recientes Jornadas sobre Accesibilidad Cognitiva celebradas en el Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT) han permitido conocer más experiencias en torno a las aplicaciones de los lenguajes pictográficos. Destaca, por ejemplo, el uso que se está trabajando en la ciudad de Málaga para señalizar espacios públicos.

También es reseñable el proyecto de biblioteca digital “Pictogramas para todos” liderado por Fundación ONCE. En este caso, se han hecho diversas propuestas de pictogramas de señalización (desde aseos, hasta transportes o espacios diversos en centros comerciales) que se han validado con usuarios diversos, como personas con discapacidad intelectual, mayores, personas con baja alfabetización y público general. Los resultados han permitido fijar una metodología para el diseño y validación de pictogramas. En este caso, hablamos de pictogramas y no de lenguaje pictográfico, ya que es un código limitado a una serie de referentes concretos.

Subtitulado y audiodescripción, apoyos necesarios

Imagen de película subtitulada con pantalla de selección de opciones de subtitulado

El subtitulado y la audiodescripción son dos apoyos necesarios para la comunicación audiovisual, cuando hacemos una consideración desde el diseño para todos. El subtitulado supone una ayuda no sólo para las personas sordas o con discapacidad auditiva, sino también para niños, mayores y personas con bajo dominio del idioma original. Por su parte, la audiodescripción es un sistema concebido para ayudar las personas ciegas o con discapacidad visual a recrear las escenas e imágenes, puesto que también está teniendo importancia su uso no sólo en el cine y la televisión, sino en el teatro.

El subtitulado cuenta con la norma UNE 153010:2012 como pauta general de estandarización como referencia del sector. En la norma se ofrecen las directrices a seguir por los subtituladores con el fin de que haya una homogeneidad en los criterios y las personas usuarias de los subtítulos encuentren siempre las mismas soluciones. Así, se establecen los colores en los subtítulos según la importancia de los personajes, el número de caracteres por línea o el modo de corte de diálogos, entre otras.

No obstante, el reto no está en la parte formal, sino en la necesidad de que los subtítulos consigan su objetivo: ¿realmente las personas tienen tiempo para leer y comprenden todo lo que leen en los subtítulos? Si bien se incide mucho por parte de los usuarios que no quieren menoscabos y censuras, en algunas ocasiones hay proyecciones con narraciones o diálogos muy rápidos y con palabras muy complejas que impiden el disfrute real, no sólo a los que leen los subtítulos. Por este motivo, la lectura fácil podría constituirse en un apoyo para fomentar una mejora en los resultados de comprensión de los subtítulos.

Por su parte, la audiodescripción tiene su desarrollo técnico en la norma UNE 153020:2005, con los mismos objetivos que la norma de subtitulado: estandarización de criterios y pautas. La gran dificultad de los audiodescriptores está en el análisis del guión para introducir sus descripciones entre los silencios de la narración o los diálogos. El uso de la pautas de lectura fácil puede contribuir también a mejorar los resultados.

En la actualidad, el Centro Español de Subtitulado y Audiodescripción (Cesya), vinculado al Real Patronato sobre Discapacidad, es la referencia en este ámbito. Por su parte, han nacido empresas, como Aptent Be Accessible!, que tienen este objetivo de difusión del subtitulado y la audiodescripción, con un fondo social importante, al contar en su plantilla con personas con discapacidad, y están difundiendo su uso en obras de teatro. Además, en el ámbito cultural, el subtitulado y la audiodescripción tienen una presencia importante en la herramienta desarrollada por la empresa GVAM.

Arasaac, una solución de comunicación alternativa

Pictograma de Arasaac que significa curiosoPictograma de Arasaac que significa aprobado

La iniciativa Arasaac (Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa) es un proyecto desarrollado por profesores de educación especial de Aragón para desarrollar un sistema de comunicación mediante pictogramas para personas con discapacidad en el habla y la lectura. Este sistema de descarga gratuita mediante licencia Creative Commons ha surgido de la necesidad de los profesionales para realizar su trabajo con personas con necesidades educativas especiales.

Como explican en su página web, los sistemas de comunicación aumentativa y alternativa (SAAC) “son formas de expresión distintas al lenguaje hablado, que tienen como objetivo aumentar (aumentativos) y/o compensar (alternativos) las dificultades de comunicación y lenguaje de muchas personas con discapacidad”. Entre los beneficiarios, citan personas con “parálisis cerebral (PC), discapacidad intelectual, trastornos del espectro autista (TEA), enfermedades neurológicas tales como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la esclerosis múltiple (EM) o el párkinson, las distrofias musculares, los traumatismos cráneo-encefálicos, las afasias o las pluridiscapacidades de tipologías diversas, entre muchas otras”.

Arasaac es un ejemplo de solución desarrollada para la comunicación. Su catálogo tiene más de 8.000 pictogramas en color, en blanco y negro, fotografías, así como vídeos e imágenes a color de lengua de signos española. Además, tienen materiales hasta en 16 idiomas diferentes y cuentan con secciones específicas de descargas de materiales, ejemplos de personas que han hecho herramientas personalizadas con pictogramas Arasaac y aplicaciones, como la aplicación Araword, un procesador de texto con pictogramas.

Los pictogramas reproducidos en este post corresponden a las palabras “curiosos” y “aprobar” del catálogo Arasaac.