La lectura fácil llega a la Feria del Libro de Madrid

Imagen de la portada de la presentación de dilofácil y Feaps sobre lectura fácil en la Feria del Libro

El escenario no podía ser mejor: la Feria del Libro de Madrid. La Subdirección General de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas organizó el pasado 3 de junio un “Encuentro de buenas prácticas en el fomento de la lectura“e invitó a dilofácil para hablar sobre la lectura fácil. Desde dilofácil, creímos que era importante que Feaps participara también, por ser una organización comprometida con este método de fomento lector para públicos con dificultades de comprensión y con quienes trabajamos regularmente en diversos proyectos. Los organizadores han publicado el vídeo en el que podéis ver nuestra intervención.

El objetivo era claro: dar a conocer al público general qué era la lectura fácil, por qué era una buena práctica y qué ejemplos de aplicación tiene que pueden ser replicables. Como dijo una persona del público a la salida del acto, cuando se ve el conjunto, se puede apreciar el gran número de cosas que ya se han hecho:

  • el Encuentro “Letras para  todos“, que se celebró el año pasado por primera vez y que se repetirá a finales de noviembre de este año;
  • las numerosas publicaciones adaptadas, tanto literarias, como informativas o jurídicas;
  • la formación a nuevos adaptadores;
  • los diversos clubes de lectura fácil promovidos;
  • el proyecto inclusivo de incorporación de la lectura fácil para que el derecho a la justicia sea efectivo, que se plasmará pronto en la publicación de la Constitución y la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad en lectura fácil;
  • la vinculación de la lectura fácil con la tecnología, a través del proyecto Léelo Fácil, que lanzó su primera versión el año pasado y pronto publicará sus nuevas obras para leer a través de la web.

Son muchas las iniciativas hechas, pero queda tanto por hacer como nuestra imaginación y los recursos disponibles nos permitan. Salimos con una buena sensación: haber difundido una forma de lectura inclusiva, que piensa en los que tiene más barreras frente a los textos, ante un público que pudo hacerse una idea clara de cómo personas con dificultades de comprensión lectora pueden acercarse a los libros y sentirlos cercanos.

La lectura fácil entra en la Casa del Lector

Logotipo de Buenas Prácticas en Lectura Fácil

En un post anterior ya hemos hablado del Encuentro Nacional de Buenas Prácticas en Lectura Fácil “Letras para todos”, organizado por FEAPS, Factoría de Arte y Desarrollo, Cooperativa Altavoz y dilofácil, con el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y, como indicamos en el título, la Casa del Lector. Esta reciente institución apoya todo tipo de eventos relacionados con la difusión del libro y la lectura. Las jornadas han encontrado un sitio inmejorable para que su primera edición tenga lugar.

Además, contaremos con una tertulia permanente en la red especializada en el libro Lectyo, promovida por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, con el fin de intercambiar experiencias e ideas sobre esta técnica inclusiva para personas con dificultades de comprensión lectora. Y un apunte importante para los que no podáis venir: habrá retransmisión por streaming de las ponencias de la mañana a través de la web de Feaps, Letras para Todos y la tertulia de Lectyo sobre lectura fácil.

La cita de todos los implicados en el primer párrafo no es una cuestión formal: es para subrayar que somos muchos los implicados e interesados en que la lectura fácil se difunda y se consolide como solución general de redacción inclusiva. Son muchas las necesidades por cubrir. Por eso, las experiencias de buenas prácticas serán enriquecedoras, tanto las nacionales como las internacionales. En las jornadas estarán representantes de la organización alemana Lebenshilfe, la federación europea Inclusion Europe y la Fundación Lectura Fácil de Suecia (Centrum for Lattlast). La dimensión de la lectura fácil va más allá de nuestras fronteras. De hecho, dentro de ellas, la lectura fácil todavía tiene una resonancia débil. Con este Encuentro, estamos seguros de que se amplificará.

La selección de buenas prácticas ha sido compleja, debido al gran nivel de las mismas. Los ponentes nos hablarán de clubes de lectura fácil, experiencias en museos, aplicaciones en empresas y uso de comunicación alternativa para favorecer la participación en actividades a personas con grandes dificultades de comprensión lectora.

Contamos con un gran número de inscritos a las ponencias de la mañana y con unos talleres que agotaron enseguida su aforo. Hay demanda y debemos dar respuesta. Esta es solo la primera piedra, el mundo de la lectura fácil tiene mucho que construir.

La lectura fácil, ¿motiva o desincentiva el avance lector?

Lluvia de letras sobre un libro

¿Es la lectura fácil una fórmula para exigir menos a la gente? ¿Para hacerla más vaga leyendo? ¿Para bajar el nivel general de lectura? Quien piense esto no solo se equivoca, sino que desconoce profundamente el significado de la lectura fácil.

La lectura fácil es una solución inclusiva que permite a muchas personas comprender los textos que, de otra forma, estarían fuera de su alcance. Hay un grupo importante de personas, como aquéllas que no han terminado los estudios básicos, las que están aprendiendo el idioma del país de acogida o las que tienen algún tipo de discapacidad, que encuentran en los textos una barrera. Una adaptación de los mismos a sus circunstancias les facilita el ejercicio de los derechos y la participación social.

Estos textos de lectura fácil no pretenden ser un acomodo simple. Simplicidad es un adjetivo contrario a la lectura fácil. Se trata de elaborar textos adecuados a esas dificultades, pero de calidad, sin menospreciar ni al texto original ni a la persona que lo va a leer. Además, la incorporación de vocabulario a través de los glosarios, las explicaciones contextuales o el acompañamiento gráfico supone una manera de incentivar y fortalecer el crecimiento lector. No se trata de manejar un vocabulario limitado y encerrarse en él, sino utilizarlo de plataforma para que la persona adquiera más palabras para su lenguaje habitual conociendo su significado y su correcta aplicación.

Por último, la lectura fácil también supone un compromiso con una forma de comunicar en la que se renuncia a textos que pretenden mostrar un lucimiento personal, una pedante vanidad o una posible cultura elevada en un lugar que no procede. Un texto es una forma de comunicación. La comunicación tiene dos sujetos: emisor y receptor. Si el que emite el mensaje no es entendido por el que lo recibe, ¿de qué sirve? Se perderá.

En el I Encuentro Nacional de Buenas Prácticas en Lectura Fácil “Letras para todos” tendrán lugar ponencias y talleres que incidirán en aclarar estas ideas.

Inscríbete a través de nuestra web en http://www.letrasparatodos.org/inscriacutebete.html

Jornadas sobre lectura fácil en Madrid

Imagen corporativa del encuentro Letras para todos

La lectura fácil va adquiriendo, poco a poco, una presencia en el ámbito de las soluciones inclusivas y de diseño universal. Esta relevancia y las numerosas buenas experiencias que van surgiendo hacían necesaria una plataforma para difundirlas y un espacio para el encuentro de personas dedicadas a la lectura fácil. Esta es la motivación del I Encuentro Nacional de Buenas Prácticas “Letras para todos”, que se celebrará los próximos 3 y 4 de noviembre en la Casa del Lector de Madrid. En este evento, liderado por Confederación FEAPS, colaboran también Factoría de Arte y Desarrollo, Altavoz Cooperativa y dilofácil. El encuentro cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

Los organizadores del Encuentro queremos que este sea el primero de muchos eventos anuales de las mismas características. Queremos que se convierta en el punto de encuentro, intercambio y enriquecimiento. La lectura fácil es patrimonio de todas las personas y no tiene sentido sin el público al que se dirige ni sin los profesionales comprometidos para adaptar textos que faciliten la participación social y el ejercicio de derechos.

El Encuentro tiene dos partes diferenciadas: por las mañanas habrá mesas redondas y presentación de buenas prácticas; por la tarde habrá varios talleres. Las mesas de las mañanas tendrán también presencia de invitados extranjeros. La lectura fácil es universal y debemos también aprender de las experiencias hechas en otros países. Por otra parte, los organizadores hacemos un llamamiento a la participación de todas aquellas entidades y personas que quieran contar sus buenas prácticas y desarrollar un taller. Un comité de selección elegirá las 6 mejores buenas prácticas y el mejor taller presentados.

La inscripción para asistir a las jornadas está ya abierta. Toda la información está disponible en www.letrasparatodos.org, una web que tiene versión original y adaptada en lectura fácil, no solo por predicar con el ejemplo, sino porque tiene que cundir el número de adaptaciones dentro de internet, uno de los soportes de comunicación más importantes ahora mismo. Os esperamos a todos. Seréis bienvenidos. Seguro que será muy enriquecedor y dará un enorme impulso a la lectura fácil.

La Madrid Accessibility Week se interesa por la lectura fácil

Logotipo de la Madrid Accessibility Week 2014

Madrid Accessibility Week (MAW2014) es una iniciativa del “Máster de accesibilidad universal y diseño para todos” impartido por la Universidad de Jaén en colaboración con Fundación ONCE. Este máster online organiza esta semana presencial de conferencias para sus alumnos y para el público en general. Dentro del programa, ayer se celebró una jornada de “Comunicación y accesibilidad”, en la que participó dilofácil para hablar sobre la importancia de la lectura fácil como solución de accesibilidad a los contenidos escritos.

En la ponencia, se destacó que vivimos en el momento de la historia en el que se producen más textos, aunque nuestro entorno y nuestros hábitos están muy relacionados con las pantalla y lo visual. Sin embargo, en este momento, es necesaria una solución que acerque los textos a todas las personas. La lectura fácil no se limita a la aplicación de unas determinadas pautas, sino también suponen una forma de seleccionar la información relevante y de presentarla a los lectores. Óscar García Muñoz, responsable del proyecto dilofácil, mostró a los presentes varios ejemplos de diversas adaptaciones, tanto de textos literarios, como informativos, como en soporte web, y describió los elementos diferenciales y característicos de los mismos.

Los ponentes de la mesa realizaron interesantes aportaciones en sus conferencias: Dimas García Moreno, especialista en wayfinding, introdujo este concepto vinculado con la orientación accesible y su aplicación en el espacio construido; Jon Ibarra, de Puntodis, habló sobre la importancia de la señalización en la evacuación y avanzó las ideas que se trabajan en una nueva norma al respecto; Teresa Gallo, de Vía Libre, detalló los aspectos fundamentales para redactar un plan de señalización que tuviera en cuenta la accesibilidad; y, finalmente, Montserrat Carrillo, de Elea Soluciones, mostró el funcionamiento de un nuevo producto que detecta caídas en espacios domésticos.

Cabe destacar que, poco a poco, los estudios universitarios específicos de accesibilidad incluyen la comunicación y, específicamente, la lectura fácil, entre los contenidos del programa para sus alumnos. Ya lo ha hecho Lasalle y ahora la Universidad de Jaén. Pero la idea es que estos conceptos se integren de forma transversal en todos los estudios, porque es necesario tanto la sensibilización hacia la diversidad humana como una mejora en la comunicación escrita, con una técnica accesible como la lectura fácil.