ICT4IAL, pautas para tecnología inclusiva en educación

Imagen de portada del proyecto ICT4IAL

Los colegios e institutos no pueden quedarse al margen de las nuevas tecnologías, en tanto que son un poderoso recurso para la educación. Los profesores ya tienen que lidiar con ellas desde hace tiempo, pero ¿qué ocurre con los alumnos que tienen algún tipo de necesidad especial educativa? ¿Qué ocurre cuando un alumno tienen una discapacidad? Esos materiales en PDF, vídeo o audio pueden ser inaccesibles. Los profesores necesitan herramientas y ese es el objetivo del proyecto “ICT4IAL: Information and Communication Technologies for Information Accessibility in Learning“, promovido por la Agencia Europea de Educación Inclusiva y para Necesidades Especiales, junto con otros socios, como la UNESCO, el Consorcio Daisy, la Red Europea de Escuelas, la Asociación Internacional de Universidades y la Iniciativa Global de TIC Inclusivas.

Un grupo de expertos de diversos ámbitos relacionados con la educación, la tecnología y la accesibilidad han trabajado en la redacción de unas pautas durante los dos últimos años, con el fin de crear un documento sencillo y práctico para que los profesores y maestros tuvieran oportunidad de considerar aspectos relacionados con la accesibilidad en todo tipo de materiales (texto, imagen, sonido y vídeo) y soportes (documentos electrónicos, recursos online, publicaciones impresas). A través de la página web del proyecto, se puede acceder a las pautas y recomendaciones, así como a recursos específicos para ampliar conocimientos. De momento, solo está disponible en inglés, aunque se traducirán a los idiomas de la UE, progresivamente.

Dilofácil, gracias al Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa, tuvo la oportunidad de participar en el proyecto para recordar la necesidad de que los textos, con independencia del soporte, deben tener unas pautas de redacción que faciliten la comprensión para que alumnos con necesidades educativas especiales puedan utilizarlos. Este proyecto es un magnífico resultado que permite aproximar los recursos relacionados con la accesibilidad a un colectivo, como los docentes, que necesitan herramientas para conseguir que todos los alumnos puedan participar en sus clases en igualdad de condiciones.

Procesamiento del lenguaje natural: el futuro para la lectura fácil

Se ve un ordenador emitiendo letras a una cabeza. En el interior de la cabeza se ve un cerebro como un conjunto de cables

El procesamiento de lenguaje natural es una disciplina vinculada a la inteligencia artificial y la lingüística computacional. Bajo estos conceptos tan complejos, esta línea de trabajo trata de utilizar recursos informáticos (aplicaciones, desarrollos) para la mejora de procesos de comunicación, tanto en aspectos de comprensión, como cognitivos y de la memoria. Para aproximarlo más, un ejemplo de aplicación de PLN, como se suele denominar técnicamente, son los programas de traducción asistida por ordenador.

El PLN se ha empezado a aplicar ya en la lectura fácil. El proyecto Simplext, liderado por Technosite, una empresa de la Fundación ONCE, en consorcio con varias empresas y universidades, ha hecho algunos desarrollos en esa línea. Hasta la fecha, han conseguido el desarrollo de un algoritmo que permite una alineación entre un texto original y un texto adaptado. La finalidad era conseguir un adaptador automático centrado en noticias. La razón de la delimitación del tipo de texto se debe a la necesidad de crear glosarios específicos.

En esta misma línea, la Universidad de Alicante también está realizando investigaciones dentro del Grupo de Procesamiento del Lenguaje y Sistemas de Información. Recientemente, este grupo ha anunciado el desarrollo de una aplicación para favorecer la comprensión lectora en pantalla con apoyos para comprender el significado del texto, sin hacer, de momento, una adaptación específica como plantea la metodología de lectura fácil.

Estos avances ponen de manifesto que la lectura fácil y los desarrollos tecnológicos tienen un vínculo. Es posible que la PLN todavía no tenga herramientas suficientes para alcanzar los máximos objetivos para la lectura fácil, pero los inicios son interesantes. Desde luego, la alianza entre tecnológos y especialistas en lengua y adaptaciones lingüísticas es absolutamente necesaria.

NI4: protocolo de internet para discapacidad intelectual

Logotipo del protocolo de internet NI4 de Navegación Fácil

El logo que situamos hoy al inicio de nuestro post es el que categoriza a las páginas web como cumplidoras del protocolo de navegación fácil, conocido como NI4. Esta denominación proviene de los principios de navegación fácil en internet: normalización, investigación, integración, intercomunicación e interactividad. Está orientado a las personas con discapacidad intelectual. De este modo, se promueve que las web consideren una serie de pautas que facilitan recorrer sus páginas y contenidos.

Hasta ahora, las pautas más conocidas de accesibilidad a los contenidos de internet se agrupaban en la Web Accessibility Initiative (WAI), que ha establecido unas Web Content Accessibility Guidelines, conocidas por sus siglas WCAG. Estas directrices se publicaron en su primera versión en 1999 y se sustituyeron por una nueva versión, la 2.0, en 2008. Sus pautas, aunque incluyen algunos elementos referidos al nivel de lectura y la navegación, están pensados para discapacidades motrices y sensoriales, principalmente.

El protocolo NI4 tiene tres pautas principales: contenidos y navegación; apoyos y ayudas; y estilo y diseño. Los criterios de comprobación se orientan a que las páginas tengan un lenguaje adaptado, una navegación lineal y limpia, apoyos alternativos de comprensión y que eviten algunos efectos gráficos, entre otras ideas. Los interesados pueden visitar la web del proyecto NI4 para más información. Es importante resaltar que la atención a la discapacidad intelectual se abre camino progresivamente y se incorporan soluciones facilitadoras para todos, ya que ¿cuántas veces nos hemos perdido buscando un determinado contenido en el menú de una web? NI4, lectura fácil, wayfinding, pictogramas: la colección de soluciones crece.

GVAM: una buena práctica para la accesibilidad a los museos

La Guía Virtual Accesible Multimedia (GVAM) es un ejemplo de buena práctica para conseguir el objetivo del acceso a la cultura para todas las personas. En GVAM se consigue la fusión de diseño y tecnología para facilitar la accesibilidad a los contenidos culturales. Esta guía está desarrollada por un consorcio formado por la empresa 2demayo, la Universidad Carlos III de Madrid, el Centro Español de Subtitulado y Audiodescripción (Cesya), la Fundación CNSE y la Fundación ONCE. El proyecto cuenta con la financiación estatal del Plan Avanza.

La solución GVAM es una tableta de pantalla táctil que cada usuario puede configurar para que sea un apoyo para la visita a los museos según sus necesidades. De este modo, incluye audiodescripción, subtitulado, contraste cromático, audionavegación y lengua de signos. Además, ofrecen un gestor de contenidos a los museos que permite actualizaciones no sólo en la guía, sino en todo tipo de aplicaciones.

En la actualidad, GVAM está disponible en varios museos, como el Sorolla y el Lázaro Galdiano de Madrid, así como el Julio Romero de Torres y el Alcázar de Córdoba y próximamente estará en el Museo Arqueológico Nacional y el Museo del Romanticismo, entre otros. La guía GVAM es un doble ejemplo: por una parte, muestra que la inclusión del diseño para todos desde el inicio de los proyectos puede generar productos útiles para todas las personas y rentables económicamente para los clientes; por otra parte, constata que la colaboración entre empresas que aportan conocimientos complementarios acaba siendo más beneficioso que la competencia, tanto individualmente como empresas como socialmente desde el punto de vista de la responsabilidad corporativa.