Una aportación científica a la lectura fácil

Portada del libro "Lectura para todos"

La lectura fácil todavía es más una técnica de redacción con un componente muy práctico. Los que nos dedicamos a las adaptaciones estamos muchas veces muy enredados en ese trabajo diario, pero nos hace falta una perspectiva distanciada para ver evoluciones, matices y novedades que pueden ser relevantes para la mejora de nuestro trabajo y de sus resultados. En este sentido, la investigación científica es fundamental. En la obra “Lectura fácil: métodos de redacción y evaluación” ya se plantean muchos ámbitos en los que es necesario profundizar para obtener unas soluciones metodológicas más perfiladas y analizar el impacto sobre los públicos lectores.

La publicación “Lectura para todos. El aporte de la fácil lectura como vía para la equiparación de oportunidades” es un ejemplo de esta ayuda que necesitamos los profesionales de este ámbito. Coordinado por el profesor chileno Aldo Ocampo, cuenta con el apoyo de la Asociación Española de Comprensión Lectora, el Centro de Estudios Latinoamericanos de Educación Inclusiva y el Núcleo de Investigación Fácil Lectura y Educación Inclusiva. El libro reúne una docena de artículos científicos, resultantes de un seminario permanente en el que se debatió sobre estrategias para potenciar la comprensión mediante la adaptación de textos en estudiantes con necesidades educativas especiales. No obstante, los artículos abordan temas variados, como la lectura fácil en la redacción periodística, en el derecho, como herramienta de alfabetización o como apoyo para el aprendizaje del español como lengua extranjera.

El profesor Ocampo destaca una cuestión muy relevante en su presentación: “En la actualidad, resulta imperioso avanzar en la definición del concepto de lectura accesible y de lectura inclusiva. Este último resulta inexistente y con casi nulo desarrollo teórico, confundiéndose en ocasiones con medidas ajustadas a ciertos grupos de personas en situación de discapacidad, acción que se aleja de la heterogeneidad presente en cada uno de los ciudadanos. El desafío es hoy avanzar en la clarificación de la naturaleza conceptual y metodológica de lectura inclusiva bajo la determinación de criterios para su operacionalización.”

No le falta razón, porque hasta ahora la lectura fácil se sigue percibiendo como una solución para determinados segmentos y no como una solución global que quiere romper con determinadas inercias en la redacción textual, que en español suele pecar de un excesivo barroquismo. Pero, ¿por dónde empezar? Tal vez este grupo de investigadores iberoamericanos sea la semilla necesaria para arrancar. Desde dilofácil seguiremos atentamente sus avances.

Guía sobre lectura fácil para maestros y profesores

Portada de la Guía sobre lectura fácil publicada por el MECD

Desde hace unas semanas está disponible en Internet la “Guía práctica de orientaciones para la inclusión educativa: Lectura fácil“, con la que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del CNIIE (Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa) divulga esta técnica de redacción para que se aplique en colegios e institutos. Esta guía, redactada por dilofácil, pretende ser una publicación accesible para que maestros y profesores sepan cómo aplicar la lectura fácil en las aulas.

No se trata, como se plantea en la obra, de que la lectura fácil se convierta en el instrumento habitual, sino que se utilice como una herramienta más de apoyo, dentro del abanico de soluciones con las que cuentan los docentes, para hacer comprensibles los contenidos a los alumnos. Originalmente, la lectura fácil se concibió para adultos, pero su aplicación en niños y adolescentes es perfectamente pertinente en situaciones de necesidades educativas especiales. No todos los estudiantes tienen el mismo ritmo. Hay que aceptar esa diferencia y adaptar los recursos para que el progreso de los alumnos con más dificultades no se vea mermado ni, mucho menos, estigmatizado.

La guía cuenta además con ejemplos sobre textos reales de colegios e institutos en España. Se publica tanto la versión original como la adaptada, si bien esta última no cumple todos los requisitos de diseño para no hacer la maquetación más compleja. Sin embargo, se pueden ver ejemplos textuales claros en los que se puede aplicar este método de redacción y comunicación escrita. En definitiva, esta guía aspira a ser una herramienta de ayuda para profesores y maestros que se encuentran con la tesitura de cómo hacer los contenidos textuales más fáciles y cómo atraer a los más jóvenes para que lean con interés.

Presentación oficial del libro “Lectura fácil: Métodos de redacción y evaluación”

Fotografía institucional del acto de presentación del libro de lectura fácil. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Luis Cayo Pérez, presidente del CERMI; Mariano Casado, vicepresidente de Feaps; Óscar García Muñoz, autor del libro; Enrique Galván, gerente de Feaps; José Manuel Moreno, secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad; e Ignacio Tremiño, director del Real Patronato sobre Discapacidad.

La Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad acogió ayer la presentación del libro “Lectura fácil: Métodos de redacción y evaluación”, escrito por Óscar García Muñoz y que ha contado con la colaboración del Real Patronato sobre Discapacidad, dependiente de la Secretaría de Estado; Confederación Feaps, Feaps Madrid y Creaccesible.

Ante una sala completa a la que asisteron numerosos responsables del movimiento asociativo de personas con discapacidad, entre ellos, el propio presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, los intervinientes destacaron la importancia de la lectura fácil como una solución de accesibilidad cognitiva y una ayuda para la comprensión de textos que favorece a toda las personas.

En el acto, participaron el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno; el director del Real Patronato sobre Discapacidad, Ignacio Tremiño; el vicepresidente de Confederación Feaps, Mariano Casado; y el autor, Óscar García Muñoz, de dilofácil. Podéis conocer más detalles a través de la nota de prensa lanzada por el Real Patronato sobre Discapacidad a los medios de comunicación.

Publicamos el primer manual completo sobre lectura fácil

Portada del libro "Lectura fácil: métodos de redacción y evaluación"

El especialista en lectura fácil Óscar García Muñoz, de dilofácil, con el apoyo del Real Patronato sobre Discapacidad, Confederación FEAPS, Feaps Madrid y Creaccesible, ha publicado el libro “Lectura fácil: Métodos de redacción y evaluación”. Esta obra tiene el objetivo de difundir la lectura fácil y ofrecer una metodología sistematizada para facilitar la adaptación de textos.

La lectura fácil es una técnica de redacción y publicación orientada a hacer accesibles los contenidos a personas con discapacidad intelectual y con dificultades de comprensión lectora. No obstante, ha demostrado su eficacia en la comunicación y transmisión de mensajes a todo tipo de públicos.

Con anterioridad a la publicación, ya se han realizado trabajos de adaptación, con algunos proyectos emblemáticos ya comentados en este blog, como la “Guía de espacios y actividades de ocio y tiempo libre accesibles para todas las personas” de Predif y la web del CERMI.

El libro, gratuito y de descarga libre, se puede descargar en las webs de ambas organizaciones, en la web del Centro Español de Documentación sobre Discapacidad (CEDD) y en este blog.

También se puede obtener más información a través de la nota de prensa y de la entrevista al autor Óscar García Muñoz.

Fichas de accesibilidad a museos (y III)

El acceso a la cultura ha sido problemático para las personas con discapacidad intelectual. Realmente, la discapacidad intelectual tenía que enfrentarse a una doble problemática: su consideración de discapacidad, con los prejuicios que acarrea, y su vinculación a factores cognitivos y mentales, que ha lastrado a estas personas a que se las trate como niños cuando eran adultos.

La propuesta de evaluación de museos que ha realizado la Asociación de Museos de Berlín incluye un estudio sobre la accesibilidad de las exposiciones para este grupo de personas. Se pone el acento en dos cuestiones: el wayfinding y la lectura fácil. Se trata de conseguir una orientación intuitiva para cualquier persona sin renunciar a la creatividad y de informar sobre los contenidos expositivos de forma sencilla sin renunciar a detalles o a un lenguaje adulto.

Esta ficha supone un gran avance, por tanto que visibiliza tanto para los evaluadores como para los organizadores un grupo de personas amplio. No estamos hablando sólo de personas con discapacidad intelectual, sino también de extranjeros con un escaso dominio del idioma, personas mayores que tienen mermada su capacidad de asimilar conceptos y conocimiento, o personas que tienen una escasa alfabetización. Hacer accesible la cultura pasa por facilitar a todas las personas su comprensión y su disfrute.

Descarga la ficha de accesibilidad para discapacidad intelectual para completar la colección elaborada en Berlín.