Comunicarse con pictogramas: el mundo en dibujos

Imagen con pictogramas de la asociación AIGA. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: aseo de hombres, aseo de mujeres, objetos perdidos, ropero, taxi, restaurante, cafetería, consigna y bar

Los sistemas aumentativos y alternativos de comunicación permiten encontrar una forma de expresión a personas con dificultad o imposibilidad de habla. Los sistemas aumentativos complementan al habla, mientras que los sistemas alternativos la sustituyen. En general, se incluyen en una única categoría, denominada de forma abreviada SAAC, e incluyen todas la formas de comunicación que utilizan gestos, expresiones faciales, símbolos, ilustraciones y escritura. Se excluye la lengua de signos por tener un carácter de lenguaje propio de las personas sordas.

Ya hemos hablado con anterioridad del sistema pictográfico Arasaac desarrollado en España. No es la única opción, aunque es de las escasas disponibles de forma gratuita. Existen otros sistemas, como SPC, de la empresa Mayer Johnson, y Bliss, desarrollado en los años 40 por un austríaco exiliado en Estados Unidos. En todos los casos, tenemos que hablar de idiomas en sentido pleno, puesto que tienen una estructura propia basada en dibujos que representan diversos referentes, ya sean concretos o abstractos.

Las recientes Jornadas sobre Accesibilidad Cognitiva celebradas en el Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT) han permitido conocer más experiencias en torno a las aplicaciones de los lenguajes pictográficos. Destaca, por ejemplo, el uso que se está trabajando en la ciudad de Málaga para señalizar espacios públicos.

También es reseñable el proyecto de biblioteca digital “Pictogramas para todos” liderado por Fundación ONCE. En este caso, se han hecho diversas propuestas de pictogramas de señalización (desde aseos, hasta transportes o espacios diversos en centros comerciales) que se han validado con usuarios diversos, como personas con discapacidad intelectual, mayores, personas con baja alfabetización y público general. Los resultados han permitido fijar una metodología para el diseño y validación de pictogramas. En este caso, hablamos de pictogramas y no de lenguaje pictográfico, ya que es un código limitado a una serie de referentes concretos.

Hablamos de lectura fácil en el Foro de Diseño Universal de Málaga

Logotipo de presentación del Foro Internacional de Diseño Universal de Málaga

La lectura fácil contó con un espacio en el III Foro Internacional de Diseño Universal y Movilidad en la Ciudad, organizado en Málaga estos días. Nuestro especialista en la materia, Óscar García Muñoz, ofreció una ponencia en la desglosó los aspectos más importantes de esta técnica inclusiva en favor de las personas con dificultades de comprensión lectora y expuso algunos ejemplos realizados, destacando las cuestiones metodológicas más importantes.

Además, asistió a un taller de accesibilidad cognitiva, invitado por Maida Rodríguez Roca, promotora de iniciativas en esta línea dentro del Ayuntamiento de Málaga. En el taller se debatieron las aplicaciones de la lectura fácil y los pictogramas en documentos de la administración pública. Los participantes y los ponentes expusieron las particularidades de los diversos públicos a la hora de enfrentarse a estos textos y los matices que cabe aplicar según los diversos perfiles.

En el Foro también tuvo cabida la accesibilidad cognitiva de la mano de José Manuel Marcos, de Arasaac, un sistema pictográfico de comunicación que ha conseguido una importante difusión y éxito para personas con diversas discapacidades intelectuales y del espectro autista. Progresivamente, los profesionales del Diseño Universal son más conscientes de la necesidad de generar y difundir soluciones que tienen que ver con aspectos cognitivos, además de las conocidas en los ámbitos de la movilidad y la tecnología.