Un encuentro de lectura fácil muy completo

Imagen de una de las mesas de conferencias en el encuentro de lectura fácil

Los pasados 20 y 21 de noviembre se celebró la segunda edición del Encuentro Nacional de Buenas Prácticas en Lectura Fácil “Letras para todos”, coorganizado por Plena Inclusión España, Factoría de Arte y Desarrollo, Cooperativa Altavoz y dilofácil. Ha sido una nueva ocasión, como el año pasado, de reunir a cerca de 200 personas interesadas en la lectura fácil en la Casa del Lector de Madrid, que se prestó de nuevo a ceder su espacio para este evento.

La combinación de conferencias, presentación de buenas prácticas y participación en talleres se ha mostrado óptima. Las dos mesas de conferencias se centraron en el derecho y en la tecnología, respectivamente. Los ponentes nos presentaron razones para aplicar un lenguaje más sencillo en el ámbito jurídico y nos enseñaron proyectos tecnológicos en los que la lectura fácil tiene un papel relevante, tanto para la publicación de textos como para ser herramientas en la adaptación. Estas conferencias se completaron con la participación de dos organización fundamentales para la lectura fácil: Clarity e IFLA.

Este año se recibireron una veintena de buenas prácticas. Como el año pasado, se eligieron seis en función de los criterios públicos que aparecen en la web de “Letras para todos”. Los participantes nos enseñaron cómo la lectura fácil es una herramienta muy útil para la prevención de abusos y violencia de género y cómo reúne a personas de muy diferentes perfiles para disfrutar de la lectura. Además, nos mostraron resultados tan sorpredentes como un juego parecido a la oca para competir entre clubes de lectura fácil o cuentos totalmente ilustrado en los que habían participado para su validación lectores con dificultades de comprension.

Los talleres también tuvieron una gran afluencia. La literatura, los textos informativos, los textos dramáticos y la validación fueron el objeto de trabajo en esta ocasión. La finalidad era poner a trabajar a todos para acercar de una manera directa a los participantes a la lectura fácil.

Terminamos cansados pero muy contentos. Hay una demanda creciente y tenemos la determinación de repetir. Será el próximo año. De momento, de esta edición, podéis descargaros las presentaciones en la web y ver los vídeos completos de las conferencias y buenas prácticas.

Clarity, un ejemplo de lenguaje jurídico claro

Logo de Clarity

Clarity es una asociación internacional que promueve la lectura fácil en el campo jurídico. De hecho, es una organización promovida por abogados sensibles a la necesidad de que los textos legales sean más sencillos. De este modo, se muestra que una facilitación del lenguaje es posible en este ámbito sin perder información o matices que puedan dejar dudas o crear conflictos de interpretación. Precisamente, el lenguaje sencillo pretende reducir la incertidumbre comunicativa y eliminar las dudas de interpretación.

Clarity publica una revista con artículos de investigación y comentarios sobre temas relacionados con la lectura fácil, el lenguaje sencillo y los textos accesibles desde 1983. En su página web se pueden descargar de forma gratuita todos los ejemplares salvo los de los dos últimos años, sólo disponibles para los socios. Aunque de origen anglosajón y con materiales disponibles de países de habla inglesa, cuenta con representantes en 25 países de todo el mundo.

Uno de los proyectos a los que está vinculado es ICClear, que pretende crear un curso de posgrado universitario en comunicación sencilla desde un punto de vista interdisciplinar. El proyecto concluye a finales de este año. Lo interesante es que el planteamiento es global, puesto que no sólo está centrado en el texto, sino también plantea la necesidad de incluir aspectos de diseño y usabilidad. En definitiva, existe una sensibilización progresiva hacia una comunicación más sencilla y una información más clara dentro de un mundo saturado de textos, datos y noticias.