Cómo se hizo la Constitución española en lectura fácil

Portada de la Constitución española en lectura fácil

Ayer tuvo lugar la presentación en el Congreso de los Diputados de la nueva edición de la Constitución española en lectura fácil. Promovida por el Real Patronato sobre Discapacidad, ha sido un trabajo de equipo entre Plena Inclusión España, Cooperativa Altavoz y dilofácil. Esta edición recoge todos los artículos de la Carta Magna y ha cuidado tanto la redacción, como la maquetación y la validación con lectores.

La presente edición no es la primera, puesto que el precedente más antiguo es la edición que realizó la entonces Feaps Murcia (hoy Plena Inclusión Murcia) en 2012, dentro de las actividades conmemorativas del bicentenario de la Constitución de Cádiz. Esa adaptación no incluía todos los artículos, sino una selección que se centraba en los derechos y obligaciones y luego recogía la organización institucional y territorial de forma más global. El acercamiento de aquel entonces a una versión de un nivel más sencillo nos hizo plantearnos la necesidad de hacer un texto completo.

A la hora de hacer la adaptación, desde dilofácil se planteó dar las siguientes soluciones:

  • Una introducción general a la Constitución.
  • Una introducción de cada uno de los títulos que anticipara el contenido general de los mismos.
  • La redacción de un título para cada uno de los artículos (que no existen en el original).
  • El mantenimiento de algunas palabras más técnicas que eran relevantes y que se complementaban con unas definiciones al margen, de modo que reforzaban el progreso lector.

El arduo proceso de adaptación se apoyó en referencias bibliográficas que ayudaran a entender la interpretación exacta del contenido, para buscar la redacción más adecuada y encontrar la solución más directa y clara para transmitir el sentido original. El propio presidente del Congreso, en su presentación, destacaba la claridad de la redacción de los artículos, como podéis ver en el vídeo del acto.

Posteriormente, Cooperativa Altavoz trabajó la validación del texto con numerosas aportaciones muy valiosas para confirmar que el texto era comprensible para personas con dificultades lectoras. Sus correcciones, anotaciones y modificaciones han sido un pilar fundamental en esta versión, con lo que se confirma una premisa fundamental: la lectura fácil es una solución de diseño para todos que debe contar de forma absoluta en el proceso de desarrollo de un proyecto con los públicos a los que quiere beneficiar.

La labor se completó con la Red de Juristas de Plena Inclusión España, que revisaron el texto e incorporaron propuestas para ajustar el significado de los textos al original del texto constitucional y terminar de redondear el trabajo. Por último, no menos importante, se acometió la maquetación. Se optó por un diseño limpio, sencillo, donde los blancos tuvieran peso para aligerar la lectura y el color fuese un elemento que facilitara la distinción de contenidos, como muestran los detalles de los márgenes y los títulos de cada artículo. La portada de cada bloque de contenidos también se distinguía de forma clara por el color, el título y la ilustración que lo acompañaba, de modo que la navegación por la obra se hacía más sencilla.

La presente versión de la Constitución demuestra que el proceso de lectura fácil es complejo y requiere de un trabajo en común de muchas partes: adaptadores, validadores, editores y maquetadores, vinculados por unas pautas cuyo objetivo es conseguir que cualquier texto esté al alcance del mayor número posible de personas sin perder su atractivo. Esperemos que esta Constitución en lectura fácil anime a muchos a su lectura, con el fin de que sean conscientes de las premisas que marca la Carta Magna y sirva para enriquecer el debate democrático en nuestra sociedad.

Descarga la Constitución española en lectura fácil.

Un encuentro de lectura fácil muy completo

Imagen de una de las mesas de conferencias en el encuentro de lectura fácil

Los pasados 20 y 21 de noviembre se celebró la segunda edición del Encuentro Nacional de Buenas Prácticas en Lectura Fácil “Letras para todos”, coorganizado por Plena Inclusión España, Factoría de Arte y Desarrollo, Cooperativa Altavoz y dilofácil. Ha sido una nueva ocasión, como el año pasado, de reunir a cerca de 200 personas interesadas en la lectura fácil en la Casa del Lector de Madrid, que se prestó de nuevo a ceder su espacio para este evento.

La combinación de conferencias, presentación de buenas prácticas y participación en talleres se ha mostrado óptima. Las dos mesas de conferencias se centraron en el derecho y en la tecnología, respectivamente. Los ponentes nos presentaron razones para aplicar un lenguaje más sencillo en el ámbito jurídico y nos enseñaron proyectos tecnológicos en los que la lectura fácil tiene un papel relevante, tanto para la publicación de textos como para ser herramientas en la adaptación. Estas conferencias se completaron con la participación de dos organización fundamentales para la lectura fácil: Clarity e IFLA.

Este año se recibireron una veintena de buenas prácticas. Como el año pasado, se eligieron seis en función de los criterios públicos que aparecen en la web de “Letras para todos”. Los participantes nos enseñaron cómo la lectura fácil es una herramienta muy útil para la prevención de abusos y violencia de género y cómo reúne a personas de muy diferentes perfiles para disfrutar de la lectura. Además, nos mostraron resultados tan sorpredentes como un juego parecido a la oca para competir entre clubes de lectura fácil o cuentos totalmente ilustrado en los que habían participado para su validación lectores con dificultades de comprension.

Los talleres también tuvieron una gran afluencia. La literatura, los textos informativos, los textos dramáticos y la validación fueron el objeto de trabajo en esta ocasión. La finalidad era poner a trabajar a todos para acercar de una manera directa a los participantes a la lectura fácil.

Terminamos cansados pero muy contentos. Hay una demanda creciente y tenemos la determinación de repetir. Será el próximo año. De momento, de esta edición, podéis descargaros las presentaciones en la web y ver los vídeos completos de las conferencias y buenas prácticas.

“Misión en río Ébola” en lectura fácil

Mesa de presentación del libro "Misión en río Ébola". De izquierda a derecha: Óscar García Muñoz, de dilofácil; Antonio de Benito, autor; Miguel Ángel Varona, de San Juan de Dios; Maribel Riaza, de Everest; y José María Viadero y Julián Sánchez, de San Juan de Dios.

El pasado viernes 6 de marzo se presentó el cuento infantil “Misión en río Ébola”, escrito por Antonio de Benito y adaptado a lectura fácil por dilofácil. Editada por Everest y promovida por la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, el cuento es un homenaje a los hermanos Miguel Pajares y Manuel García Viejo, fallecidos a causa del ébola contraído en África. La obra tiene numerosos elementos simbólicos y de transmisión de valores. Un reto importante en la adaptación era mantener el espíritu del original, como exigen las pautas de lectura fácil. El resultado así lo muestra.

Entre las acciones de adaptación más destacadas, cabe señalar la división del texto en capítulos, la inclusión de resúmenes al final de cada capítulo para facilitar el seguimiento de la obra y la presentación de los personajes al principio, con el fin de que fuera un apoyo de lectura. Además, se han trabajado las frases y el vocabulario para hacerlos más sencillos. En el aspecto de diseño, las ilustraciones se incorporan en los puntos que coinciden con la acción que representan y cuentan con pies descriptivos. También el tamaño de la letra es más grande y se ha distinguido mediante sangrado la introducción de diálogos. El color también tiene una idea de pauta de lectura. En cuanto a las actividades finales, se han modificado algunas respecto al original, para adecuarlas al público objetivo al que se dirigen. Como toda obra en lectura fácil que cumple con la metodología, el texto fue evaluado por lectores de Cooperativa Altavoz, que propusieron mejoras para que el resultado final fuese óptimo.

El cuento está dirigido a niños de entre 5 y 9 años. Con la adaptación a lectura fácil, el alcance será mayor, puesto que niños con dificultades de comprensión lectora encontrarán una obra que les permita sumergirse en esta historia. Miguel Pajares y Manuel García Viejo recibieron el homenaje de los asistentes a la presentación del libro. Este pequeño cuento servirá para guardar la memoria de dos hombres que decidieron desplazarse a un país muy pobre para aportar su trabajo e intentar mejorar la salud de muchas personas sin recursos.

Lectura fácil y acceso a la justicia

Imagen de la diosa de la justicia

La jornada “Discapacidad intelectual y accesibilidad a la justicia”, celebrada ayer en Madrid y organizada por FEAPS y la Asociación Española de Fundaciones Tutelares, subrayó que la lectura fácil es una herramienta fundamental para garantizar este derecho a las personas con discapacidad intelectual. La accesibilidad a la justicia no debe entenderse solo como la eliminación de barreras arquitectónicas de los juzgados y tribunales, sino que debe ir acompañada de medidas para lo fundamental: permitir que todas las personas puedan participar en un proceso judicial y lo hagan en igualdad de condiciones, teniendo información comprensible, formularios comprensibles y sentencias adaptadas.

En 2011 se presentó un informe para la modernización del lenguaje jurídico en España. Además, ya existen ejemplos que hemos mencionado en este blog sobre adaptaciones de sentencias a lenguaje fácil para casos (en México y Argentina) en los que una parte era una persona con discapacidad intelectual. También se puede citar el artículo 17 de la Constitución, que indica que la persona debe ser informada de forma comprensible de las causas de su detención. Como se reconoció en las jornadas, es difícil convencer a los estamentos judiciales para que hagan ese cambio. Sin embargo, después de la ratificación de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, esos pasos deben acelerarse, porque si no, se están limitando las garantías de los procesos judiciales. De hecho, una sentencia del Tribunal Constitucional ha amparado a una persona y obliga a la repetición del juicio, precisamente, porque no tenía capacidad de comprensión lectora para entender las razones para ser acusado y las posibles consecuencias de incomparecer en el juicio. La comprensión de los contenidos es fundamental como derecho y la lectura fácil es un instrumento necesario.

La asesora jurídica de Feaps, Inés de Araoz, señaló en su presentación varias opciones de adaptación a lectura fácil: comunicaciones de juzgados, lectura de derechos del acusado, información sobre la acusación o la demanda, formularios de denuncia o facilitar por escrito información de forma anticipada sobre el juicio. La lista, seguramente, podría ser mucho más amplia. Por su parte, el fiscal Carlos Ganzenmüller, especialista en derechos de personas con discapacidad, señaló que la redacción directa de una sentencia en lectura fácil es compleja por las características de este documento, pero sí es viable una adaptación posterior de la misma para la comprensión por las partes implicadas.

Un paso en esta línea es la publicación de la obra “La capacidad jurídica y la tutela“, adaptada y validada con lectores por Cooperativa Altavoz y promovida por la Asociación Española de Fundaciones Tutelares. Esta obra explica una cuestión muy relevante para la titularidad y el ejercicio de los derechos por parte de las personas con discapacidad y su adaptación a lectura fácil era absolutamente necesaria.

Guía de atención en accidentes y emergencias en lectura fácil

Página dedicada a atención a personas con discapacidad física en la "Guía de atención a personas con discapacidad en emergencias y accidentes" de la DGT

Algunos asuntos requieren que las personas aprendan de un modo rápido y sencillo una serie de conocimientos para poder reaccionar en determinadas situaciones. Este es el caso de las emergencias y accidentes. Existen muchas guías en las que se da una información densa y difícil de comprender, puesto que transmiten cuestiones médicas muy técnicas o que exigen unos estudios previos.

Sin embargo, la Dirección General de Tráfico, consciente de que todos los ciudadanos deben tener en cuenta unas pautas básicas para reaccionar en estas circunstancias, ha editado la “Guía de atención a personas con discapacidad en emergencias y accidentes” en lectura fácil, en la que el Grupo GEDES redactó el texto original, dilofácil realizó la adaptación y Cooperativa Altavoz hizo la prueba de contraste de textos con lectores. Esta guía es una publicación sencilla de manejar, ilustrada y que tiene una estructura clara: las características generales de cada discapacidad y las pautas a seguir según la regla PAS (Proteger, Avisar y Socorrer). Además, ofrece unas indicaciones específicas por cada grupo.

De este modo, está al alcance de cualquier persona las directrices de actuación que pueden salvar vidas y para las que no hace falta tener conocimientos médicos. Solo se trata de saber qué pasos dar en una situación de tensión como un accidente o una emergencia con un lenguaje sencillo y de forma inequívoca. De nuevo, la lectura fácil se muestra como una herramienta de enorme utilidad para todas las personas, no solo para los públicos específicos para los que inicialmente se concibió.