La historia se puede contar en lectura fácil

Portada del folleto de las 9 puertas de la muralla de Ávila en lectura fácil

La ciudad de Ávila recibió en 2011 el premio “Ciudad Europea de la Accesibilidad” por una serie de buenas razones. Una ciudad medieval, con un abundante patrimonio histórico, no ha dudado en hacer mejoras que faciliten el disfrute del entorno a todas las personas sin discriminación. Entre las numerosas medidas adoptadas, hay una destacable por su excepcionalidad: la publicación de folletos históricos en lectura fácil. Ya se lanzaron hace un tiempo dos relacionados con la muralla y Santa Teresa de Jesús. La semana pasada se presentó el tercero, sobre la historia de cada una de las 9 puertas de la muralla, adaptado por dilofácil y evaluado por lectores de la Fundación Ademo, de Feaps Madrid.

Los textos sobre historia y arte abundan en términos específicos que, en muchos casos, son relevantes y no se pueden obviar. ¿Cómo afrontar este tipo de adaptaciones? En primer lugar, hay que encontrar un equilibrio en la información. En algunos casos, el exceso de detalles se aleja del objetivo de crear una publicación divulgativa y cercana. Sin embargo, los aspectos relevantes con vocabulario complejo se pueden solucionar con glosarios, es decir, definiciones en los márgenes con explicaciones sencillas sobre algunas palabras. Tampoco conviene abusar de esta solución, puesto que se trata de que el texto sea ágil, no una obra de consulta.

Por otra parte, una cuestión relevante en este folleto es el acompañamiento de ilustraciones. Estas ilustraciones son realistas, en color, y representan cada una de las puertas. Al final, hay un mapa de la muralla en el que también se resaltan cada una de las puertas, con el fin de reforzar la localización. Al final, la meta es conseguir que un visitante pueda disfrutar de la visita a la muralla conociendo algunos detalles de la misma, sin sentir que necesita una clase previa de historia o de arte, sino que, por el contrario, encuentre una motivación para leer más y aprender más cosas de este magnífico monumento.

Descárgate el folleto de “Las 9 puertas” de la muralla de Ávila.

Actividades de ocio y lectura fácil

Participantes en la jornada de lectura fácil: de izquierda a derecha: Fefa Álvarez, directora adjunta de accesibilidad universal de Fundación ONCE; Ana Isabel Martín, directora general de Voluntariado de la Comunidad de Madrid; Antonio López, representante de la Asociación Territorios Vivos; Javier Luengo, gerente de Feaps Madrid; y Fernando Arias, coordinador del Proyecto Ríos

Un campo que todavía tiene un ámbito de investigación y creatividad importante es el de las actividades de ocio accesible. Las actividades obligan a pensar de forma global para incluir a todo tipo de personas con diversas circunstancias personales. Uno de esos aspectos a tener en cuenta es la comunicación y, dentro de la misma, la lectura fácil. La Asociación Territorios Vivos ha sido pionera en una experiencia de este tipo: hacer partícipes a personas con discapacidad intelectual en una actividad en la naturaleza, concretamente, en el cuidado de los ríos.

La Asociación Territorios Vivos desarrolla varios proyectos. Uno de ellos se denomina “Proyecto Ríos”, que consiste en que los particulares se encarguen de la vigilancia de las condiciones de tramos de ríos. La asociación se planteó el reto de hacerla accesible y quería contar con grupos de personas con discapacidad intelectual. El proyecto implicaba una visión global, porque el tramo de río debía ser accesible, los objetos para hacer las pruebas y mediciones debían ser fáciles de manejar y los textos que explicaban la actividad debían adaptarse a lectura fácil.

En Dilofácil hemos realizado la adaptación a lectura fácil de la “Guía para participar en el Proyecto Ríos”. El texto original tenía grandes complejidades por el carácter técnico de los contenidos, pero la selección de la información enfocada a la actividad, la adaptación con unas frases y un vocabulario más sencillo sin perder el sentido original, así como un diseño cómodo y agradable para reforzar la comprensión han sido las soluciones que han permitido generar esta nueva guía. Además, hemos contado con la colaboración de los grupos de lectores de Fundación Ademo, perteneciente a Feaps Madrid. Sus aportaciones han sido fundamentales para conseguir que el texto final se haya perfeccionado y la actividad se desarrolle con el éxito que está teniendo y que ayer nos contaron en una presentación en la Dirección General del Voluntariado de la Comunidad de Madrid.

La lectura fácil se abre camino también en las actividades. Poco a poco, cada vez más personas se van convenciendo de la necesidad y las bondades de la lectura fácil como solución inclusiva.