Punto y seguido

Logotipo de lectura fácil

Las normas de lectura fácil desaconsejan el uso del punto y seguido. El motivo es que se prefiere que las ideas estén separadas para que su procesamiento sea más sencillo. Sin embargo, me ha parecido interesante utilizarlo como metáfora (también desaconsejada en lectura fácil).

Soy Óscar García Muñoz y soy la persona que estaba detrás de la marca dilofácil. Desde mediados de 2013 a mediados de 2016, he tenido el enorme privilegio de poder acometer proyectos muy interesantes de lectura fácil, desde adaptaciones a cursos, pasando por el primer gran encuentro de lectura fácil organizado en España con una gran presencia de ponentes extranjeros relevantes, además de publicaciones técnicas que nos han ayudado a todos los que honradamente nos dedicamos a la lectura fácil a consolidar esta técnica accesible. También me he encontrado con que se han abierto puertas que jamás habría pensado que se abrirían a la lectura fácil y he podido reunirme con responsables de organizaciones públicas, privadas y del tercer sector para poder concienciarles de esta necesidad. En algunos, me han hecho caso.

Desde mediados de 2016 trabajo como responsable de proyectos de accesibilidad en Plena Inclusión Madrid. Esta organización es una de las más relevantes en el ámbito de la accesibilidad cognitiva y lectura fácil, ya que desarrolla proyectos desde hace cerca de 10 años. Me han recibido y me hacen sentir como en casa. En este último año, he podido participar en el Diccionario Fácil, un proyecto enorme que estaba dentro de dos cabezas muy bien amuebladas de la lectura fácil que merecen un gran reconocimiento: Ana Gallardo y Eva Luján. Entre medias ha habido adaptaciones, cursos, conferencias y un evento que es la gran muestra de que la lectura fácil es de las personas: el I Encuentro de Validadores. A todo esto, hay que sumarle proyectos de accesibilidad cognitiva. Sin duda, un crecimiento personal y profesional.

Al principio, hablaba del punto y seguido. Está claro: no dejo de hacer lo que me entusiasma, solo que ahora dentro de otra organización, pero con la enorme felicidad del enriquecimiento que aporta estar con un equipo técnico muy competente y unos grupos de trabajo con la mira puesta siempre en las personas, así como la oportunidad de poder confirmar que, más que nunca, todo este trabajo tiene un enorme sentido y en muy necesario.

Seguiré en twitter como @dilo_facil, para seguir contando lo que se mueve en la lectura fácil. Este blog seguirá abierto para todos. Tal vez lo retome con el tiempo.

Me despido con un enorme agradecimiento a todos los que confiaron en mí cuando estaba dando mis primeros pasos. A ellos (aunque es justo decir “a ellas”, porque fueron varias mujeres las que creyeron que lo que hacía tenía sentido e interés y merecía su confianza), muchas gracias por ese apoyo. Seguiré siendo profesional de la lectura fácil y poniendo pequeños granos de arena para construir un mundo más accesible.

La lectura fácil coge forma en Plena Inclusión Madrid

Públicos beneficiarios de la lectura fácil en el servicio Adapta

La reciente creación del servicio Adapta de Plena Inclusión Madrid (la antigua FEAPS Madrid) es una muestra de cómo la lectura fácil se consolida como una línea estratégica dentro de esta federación de apoyo a personas con discapacidad intelectual. Si la lectura fácil tiene presencia y fuerza, es fundamentamente porque uno de sus públicos beneficiarios, las personas con discapacidad intelectual, y las organizaciones que les apoyan han tomado esta solución de accesibilidad como un punto de apoyo en la reivindicación del ejercicio de sus derechos y de su inclusión social.

Por otra parte, este hecho demuestra cómo la lectura fácil se ha hecho un hueco importante en la economía de la accesibilidad, entendida como conjunto de organizaciones que hacen de la accesibilidad una línea de negocio y trabajo permanente.

Adapta es un servicio que Plena Inclusión Madrid ofrece para adaptar y hacer pruebas de contraste de textos en lectura fácil. También ofrece cursos de formación. Además, de forma interna, ha creado una red de expertos para coordinar la actividad de lectura fácil entre las asociaciones que forman parte de esta federación.

Esta organización ha realizado una profunda actividad formativa entre técnicos y personas con discapacidad intelectual a través del programa “Refácil”, que ha contado con el apoyo de la Fundación Monte Madrid. Hoy, Plena Inclusión Madrid cuenta con un centenar de validadores formados en pautas de lectura fácil y preparados para formar grupos de contraste lector, para confirmar que los textos de lectura fácil cumplen con las pautas establecidas y son verdaderamente comprensibles para los públicos beneficiarios.

Esta es una primera piedra dentro de un mercado creciente en el que ya existen organizaciones consolidadas y creíbles y donde empieza a surgir una competencia poco formada y profesionalizada. No es una novedad dentro de la accesibilidad, en la que el intrusismo es habitual. Por este motivo, la creación de estructuras sólidas que proyecten a la sociedad una línea de trabajo en lectura fácil con estas características es siempre bienvenida, porque:

  • Permite mostrar la potencia de la lectura fácil como solución para todas las personas.
  • Organiza la posibilidad de que las personas con discapacidad intelectual encuentren una alternativa laboral y entren en la creación de un círculo virtuoso, donde la colaboración en textos de lectura fácil refuerza sus derechos y su inclusión y aporta a la sociedad además una mejora sustancial de comprensión lectora para otros públicos.

Si queréis conocer más detalles del servicio Adapta, podéis ver este vídeo.

La lectura fácil entra en el teatro

Logotipo del proyecto Teatro Accesible

La lectura fácil es una técnica de redacción que muestra cada día más su flexibilidad para entrar en nuevos formatos hasta ahora no probados. De este modo, refuerza su finalidad de habilitar a las personas con dificultades de comprensión lectora a que tengan una mayor variedad de ocio. El teatro es uno de esos ámbitos hasta ahora restringido, pero con el proyecto de lectura fácil en Teatro Accesible se abren nuevas puertas.

Este proyecto es resultado de una amplia colaboración liderada por Aptent, una empresa de servicios de comunicación accesible que ha llevado desde hace unos años el subtitulado y la audiodescripción al teatro. El proyecto Teatro Accesible, que cuenta con el apoyo de Fundación Vodafone, ha permitido que personas con discapacidades auditiva y visual puedan disfrutar del teatro con esos apoyos. Después de varios años, Aptent quería dar un paso más: incluir al público con discapacidad intelectual a través de la lectura fácil.

El reto era complejo y, para superarlo, convocó a Plena Inclusión Madrid, Grupo Amás, Cooperativa Altavoz y dilofácil. Era imposible cambiar los diálogos, porque suponía modificar tanto el aprendizaje de los mismos por parte de los actores como la propia dirección de la obra. Por eso, se buscó una doble solución de apoyo:

  • Un programa de mano en lectura fácil, que permitiera tener una introducción al argumento y poner en situación al espectador sobre los actores, el director o el escenario.
  • Unas audioexplicaciones en lectura fácil. Estas audioexplicaciones se redactaron después de analizar la obra y valorar algunas cuestiones complejas, como palabras difíciles, remisiones a personajes fuera de escena o remisiones a momentos pasados. Las audioexplicaciones se grabaron como un canal igual a la audiodescripción para personas con discapacidad visual. En determinados momentos, el espectador escuchaba una explicación de esas cuestiones seleccionadas como más difíciles. Los detalles de funcionamiento se explicaron en el programa de mano.

Hasta el momento, la experiencia se ha aplicado a dos obras representadas en Madrid (“Lluvia constante” y “La Plaza del Diamante”). Todavía queda una tercera esta temporada. Por supuesto, los textos se han validado mediante pruebas de contraste de comprensión lectora. Además, también se han pasado encuestas a los usuarios de estas audioexplicaciones, con el fin de conocer las impresiones al respecto. Ha sido un proceso novedoso del que hemos obtenido interesantes aprendizajes que todavía tenemos que evaluar en detalle. No obstante, ha sido un primer paso de una experiencia que tiene vocación de consolidarse.